Flaming Tortillas

blog
3

Los chiles en Nogada: una historia atrasada

Posted By Abigail Garcia

September 27, 2011 at 8:03pm MST

Septiembre es bien conocido por ser el “Mes de la patria” en México. El 16 de septiembre conmemoramos nuestra independencia (así como países como Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua) y desde el día 15 los festejos comienzan alrededor de todo el país.

Como buenos mexicanos, el festejo gira alrededor de la comida, la bebida, los amigos y los cantos con mariachi; simplemente se siente la adrenalina en la sangre con cada “Viva México! …Viva!” que grita la gente amontonada en el Zócalo y al ver a nuestro Presidente en turno agitar la bandera en el balcón del Palacio Nacional y hacer sonar la campana, tal y como alguna vez lo hiciera Miguel Hidalgo y Costilla, hace ya 201 años.

Dejando de lado todos aquellos problemas que aquejan a mi país actualmente (violencia, inseguridad, pobreza, etc. etc.etc), y que me hacen reflexionar sobre cuán libres somos en este momento en México (a partir de la violencia que ha provocado la inseguridad y la lucha contra el narco) debo decir que la alegría que brinda al mexicano esta fecha en especial, es bastante peculiar.

Efectivamente, la gente está feliz porque somos “independientes” pero también lo está (y mucho más) porque por ley es un fin de semana largo/puente, porque puede largarse a la playa a descansar, porque puede “dar el grito” en familia o con amigos y porque, sí: hay mucho qué comer y beber (creo que es más conveniente mencionar beber antes que comer, jaja!)

Hablando de comida, el mes patrio es la perfecta e idónea ocasión para preparar el platillo por excelencia septembrino:los maravillosos, deliciosos y coloridos chiles en nogada. La historia de éste platillo es simple pero significativa: las monjas del convento de Santa Mónica en Puebla, le querían preparar a Agustín de Iturbide (personaje que declaró la independencia de México y que se convertiría en el primer presidente de México) un platillo para conmemorar su victoria, y que tuviera ingredientes locales y de temporada.

Es por eso que se prepara con chiles poblanos (de Puebla), con granada y con nuez de castilla para la salsa (las cuales están en temporada durante agosto y septiembre en México). Además, el plato lleva los colores de la bandera en cada uno de sus elementos principales: verde en el chile, blanco en la nogada y rojo en la granada.

La preparación es en realidad bastante sencilla, una vez que se tienen ya pelados y limpios los chiles (esto es lo que puede llevar más tiempo) y vale MUCHO la pena tanto hacerlos como probarlos! Son una mezcla de dulce, salado y picante, sabores que a todos los mexicanos nos gustan un montón.

Les dejo aquí la receta de mi madre, corregida y a mi parecer: mejorada! Disfruten! 


Los chiles ya pelados y limpios lucen así: 



Los chiles rellenos con el picadillo de nueces y frutos secos: 



Los chiles ya con la salsa de nuez/nogada, emplatados para servir: 



Un acercamiento más (sí, soy adicta a fotografiar estas maravillas!): 



Un chile en nogada servido a la manera tradicional: 

Comments